Betania en San Juan Pablo II

«Betania… Podemos decir que indica una intimidad con Cristo en la escucha y en la meditación de su palabra; indica una fervorosa apertura a la gracia y una creyente y anhelante esperanza en la manifestación de la voluntad de Dios tras un período de profunda madurez espiritual» (S. Juan Pablo II, 1 diciembre 1980).

 

        «Reflexionando sobre la palabra "Oasis", que sugiere inmediatamente la idea de paz, descanso, serenidad, deseo recordar el encuentro de Cristo con Marta y María, en Betania, que era algo parecido al "oasis" de Jesús...

 

        Evidentemente, Jesús no le reprochaba a Marta su solicitud en las tareas domésticas, llena de atención y gentileza, sino su excesiva preocupación material, que casi le hacía olvidar la "precedencia absoluta" debida al Huésped divino; mientras que elogiaba a María la cual, escuchando a Jesús, había elegido la parte mejor.

 

        ¡Y la parte mejor se encuentra en la escucha de la Palabra de Dios, en la escucha del mensaje de Cristo! ¡Y aquí está precisamente el "espíritu" del "Oasis"! Vosotros queréis elegir la "parte mejor", escuchando la palabra de Cristo y permaneciendo fieles testimonios de su mensaje de salvación» (S. Juan Pablo II, 24 julio 1980).

 

        «Como la casa amiga de Marta, María y Lázaro, en Betania, donde Jesús se alojaba de buen grado, junto con sus discípulos, encontrando descanso físico y espiritual» (S. Juan Pablo II, 1 noviembre 1999).

 

        «El evangelio de hoy nos propone el episodio de la visita de Jesús a Betania, a la casa de Marta y María, hermanas de Lázaro. Marta andaba atareada en muchos quehaceres, mientras que María se hallaba sentada tranquilamente a los pies del Maestro para escucharlo. A Marta, que se quejaba porque su hermana no le ayudaba, Jesús le responde: "María ha elegido la mejor parte, que no le será quitada" (Lc 10, 42).

 

        Este episodio del Evangelio nos recuerda la primacía de la vida espiritual, la necesidad de alimentarnos con la palabra de Dios para iluminar y dar sabor a las ocupaciones diarias» (S. Juan Pablo II, 22 julio 2001).

 

 

        «A quien se le concede el don inestimable de seguir más de cerca al Señor Jesús, resulta obvio que Él puede y debe ser amado con corazón indiviso, que se puede entregar a Él toda la vida, y no sólo algunos gestos, momentos o ciertas actividades. El ungüento precioso derramado como puro acto de amor, más allá de cualquier consideración “utilitarista”, es signo de una sobreabundancia de gratuidad, tal como se manifiesta en una vida gastada en amar y servir al Señor, para dedicarse a su persona y a su Cuerpo místico. De esta vida “derramada” sin escatimar nada se difunde el aroma que llena toda la casa» (S. Juan Pablo II, Vita consecrata 104). 

                  AGENDA

Todos los días: La Casa Betania HORARIO  acoge para la oración, el acompañmiento espiritual, el encuentro fraterno... Además están programados los siguientes encuentros:

2019

 

-----------------------------------------

TODOS LOS MESES

Primer domingo de mes: Retiro espiritual de 11:00 h. a 19:45 h.

Miércoles 18:00 h.: Encuentro espiritual de mujeres

Viernes 20:00 h.: Oración de la Cruz-Pascua.

Domingo 17:30 h.: Santa Misa, después conversación espiritual.

 

Pequeña Familia de Betania en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Pequeña Familia de Betania Tfno. 965 621 558 - 672 217 365 AVISO LEGAL