Aprender a orar y amar

 

«Sin momentos detenidos de adoración, de encuentro orante con la Palabra, de diálogo sincero con el Señor, las tareas fácilmente se vacían de sentido, nos debilitamos por el cansancio y las dificultades, y el fervor se apaga» (Papa Francisco, EG 262).

 

SENCILLO ESQUEMA PARA LA ORACIÓN PERSONAL

 

Este sencillo esquema es para ayudarte a hacer oración, como las muletas que se usan para caminar hasta que puedo caminar sin ellas. Esto es como una guía; lo importante es avanzar, con el Espíritu Santo, por el único camino de la oración: Cristo Jesús.

 

Aquí hablamos de la oración que en silencio se acoge el amor de Dios, no la que dedicamos a rezar laudes, oraciones escritas, etc.

 

1º Busca un lugar y un tiempo

 

Es necesario buscar un lugar tranquilo: tu rincón de oración en casa, o en una iglesia junto al sagrario, o en la adoración eucarística, etc.

 

Deja todo por Jesús. Ajusta el momento del día que sea mejor para ti (¡qué hermoso dar el primer momento de la mañana para Dios!). Decide un tiempo mínimo, al menos media hora. Hay que ser fieles a ese tiempo todos los días, sin dejarse seducir por las «muchas cosas que tengo que hacer» o pensar «lo dejaré para luego».

 

No se hace oración cuando se tiene tiempo sino que se toma el tiempo para estar con el Señor con una firme decisión de no dejarlo, cualesquiera que sean las pruebas y la sequedad del encuentro.

 

2º Empieza invocando al Espíritu Santo y pide ayuda a María

 

Comienza la oración de forma sencilla repitiendo con fe: «Ven, Espíritu Santo» o «Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciéndeme en el fuego de tu amor».

 

Habla con la Virgen María y pídele que te una a su Corazón y te ayude en este encuentro de amor con Dios.

 

3º Lee con atención desde el corazón

 

La oración no es para leer mucho, sino para que la lectura te sirva de alimento, como la leña que se hecha al fuego para que siga ardiendo. Hay que detenerse en un pensamiento o en aquello que toca mi vida.

 

Lo mejor es, antes de acostarte el día anterior, lee el texto que usarás para la oración y acógelo en tu corazón.

 

Te aconsejo no ir cambiando de libro cada día. Ten uno y síguelo. Puedes usar las lecturas de la Misa del día, algún libro de la Biblia, o de un santo, o de un autor cristiano… o el pensamiento que recibes cada día desde la PFBetania.

 

 

4º Medita.

 

Reflexiona un poco: ¿qué me dice el texto? ¿Qué me dice Dios con esta Palabra? ¿Qué tengo que mejorar? «Señor, ¿qué quieres que haga?».

 

Usa tu pensamiento, la imaginación, la emoción y el deseo.

 

5º Quédate en silencio amoroso

 

La oración no consiste en pensar mucho, sino en amar mucho, dice Santa Teresa de Jesús. Permanece en silencio, aunque te parezca que no haces nada. Es el momento de estar de corazón a corazón con Dios. Orar es dejarme amar por Dios. Orar es estar con quien sé que me ama. «Abro mi vida a tu amor, Jesús». Dios habla haciéndome bueno como Él es bueno.

 

Puedes salpicar tu oración con espontáneas expresiones como: «Jesús, te amo», «Jesús, confío en Ti», «Jesús, me uno a tu Corazón», etc.

 

¿Y si me distraigo? Paz. Vuelve al pensamiento que estás meditando sin agobiarte. Al principio pueden venir muchas distracciones. Pero, cada día, si eres fiel al encuentro silencioso con Dios, irás notando que te distraes menos.

 

6º Un pensamiento y propósito para el día

 

Quédate con una palabra o una idea amorosa para recordarla durante el día. Y si has visto algo que has de mejorar, procura ponerlo en práctica.

 

7º Da gracias a Dios por este encuentro

 

Finaliza tu oración dando gracias a Dios y con alguna oración a la Virgen María.

                  AGENDA

Todos los días: La Casa Betania HORARIO  abierta todos los días acoge para la oración, el acompañmiento espiritual, el encuentro fraterno... Además están programados los siguientes encuentros:

2020

GUARDANDO TODAS LAS MEDIDAS SANITARIAS

COVID-19

 

AGOSTO

Lunes 3 a viernes 7: Ejercicios espirituales personalizados.

Sábado 15: Asunción de María: adoración eucarística, Rosario, Vísperas, conversación espiritual (17:00 h. a 20:00 h.)

Lunes 17 a sábado 22: Ejercicios espirituales.

Viernes 21: De Corazón a corazón (19:00 h. a 21:00 h.)

 

SEPTIEMBRE

Martes 8: El nacimiento de la Virgen María, 33º aniversario de la PFBetania.

 

-----------------------------------------

TODOS LOS MESES

Lunes 17:00 h.: Encuentro espiritual de mujeres

 

 

Pequeña Familia de Betania en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Pequeña Familia de Betania Tfno. 672 217 365 AVISO LEGAL