Misión

Ayudarnos en el camino de la santidad

La Pequeña Familia de Betania tiene como finalidad la ayuda mutua en el camino de la santidad como crecimiento hacia la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad.

«Todos los fieles, de cualquier estado o condición, son llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad, que es una forma de santidad que promueve, aun en la sociedad terrena, un nivel de vida más humano» (Concilio Vaticano II, LG 40).

Siguiendo el camino de infancia espiritual procuramos «vivir a María como esplendor de Jesús» (Siervo de Dios Diego Hernández), de modo que cada uno, fraternalmente asociado y según la propia condición, intentamos permanecer unidos y amar a Jesús conforme a su mandamiento nuevo (cf. Jn 13, 34).

Cada miembro de la pequeña Familia vive consagrado a María y la tiene como Madre, Modelo y Maestra de la vida espiritual y apostólica.

 

Santa Teresa del Niño Jesús «se encamina hacia la santidad, insistiendo en la centralidad del amor. Descubre y comunica el caminito de la infancia espiritual, progresando en el cual ella penetra cada vez más en el misterio de la Iglesia y, atraída por el amor de Cristo, siente crecer en sí misma la vocación apostólica y misionera, que la impulsa a llevar a todos hacia el encuentro con el Esposo divino (…)
El sentido más auténtico de la infancia espiritual, es, la experiencia de la filiación divina bajo el impulso del Espíritu Santo. También en la base, y ante nosotros, está el prójimo, los demás, en cuya salvación debemos colaborar con Jesús y en él, con su mismo amor misericordioso. Con la infancia espiritual experimentamos que todo viene de Dios, a él vuelve y en él permanece, para la salvación de todos, en un misterio de amor misericordioso. Ese es el mensaje doctrinal que enseñó y vivió esta santa» (S. Juan Pablo II, Carta Apost. Divini Amoris Scientia, 5 y 8).

«He hecho voto de amar siempre a Jesús. Me he dado cuenta de mi vocación… Bendito sea Dios, no soy más que un alma enamorada de Cristo. Amar a Jesús, en todo, por todos y siempre… Sólo amor. Amor humilde, generoso, desprendido, mortificado, en silencio… Que mi vida no sea más que un acto de amor. Vida de amor… He aquí la única razón de vivir. Quisiera, mi Señor, amarte como nadie. ¡Ah! Señor, cuánto quisiera amarte. ¡Ayúdame, Madre, María!» (S. Rafael Arnaiz).

«Yo pido a Jesús que no tenga más que una manía y es desear que le amen de verdad. Y esto es lo que se me ocurre deciros: que no tengáis más que un amor, el de Jesús» (Siervo de Dios Diego Hernández).

                  AGENDA

Todos los días: La Casa Betania HORARIO  acoge para la oración, el acompañmiento espiritual, el encuentro fraterno... Además están programados los siguientes encuentros:

MAYO 2019

 

-----------------------------------------

TODOS LOS MESES

Miércoles 18:00 h.: Encuentro espiritual de mujeres

Viernes 20:00 h.: Oración de la Cruz-Pascua.

Domingo 17:30 h.: Santa Misa, después conversación espiritual.

 

Pequeña Familia de Betania en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Pequeña Familia de Betania Tfno. 965 621 558 - 672 217 365 AVISO LEGAL